USANDO EL APOSENTO ALTO PARA INICIAR NUEVAS COMUNIDADES DE FE

1 de julio, 2019 por Doug Ruffle

Al formarse una iglesia nueva en la ciudad donde vivíamos,
mi familia comenzó a asistir a ella para adorar a Dios.
Anteriormente no habíamos pertenecido ni asistido a una iglesia,
pero mi padre se sintió atraído por el entusiasmo y la alegría
de una nueva comunidad de fe. Las clases de escuela dominical
se impartían en el sótano de la casa del pastor y su familia. Los
adultos se reunían en la sala. Mis padres estaban tan entusiasmados
que mis hermanos y yo también estábamos felices de
formar parte de la iglesia nueva. A través de estos grupos pequeños,
esta iglesia —ubicada en Long Island, Nueva York— finalmente
se convirtió en toda una congregación y con el tiempo
construyó un edificio. Me he preguntado muchas veces qué
recursos utilizaron para comenzar esa comunidad de fe.
Hace diez años, un buen amigo mío ayudó a dar inicio a
una nueva comunidad de fe en Buenos Aires, Argentina, de lo
que había quedado de una iglesia quebrada y dividida. Hoy es
una comunidad vibrante y sana. Comenzaron con reuniones
de grupos pequeños en el hogar de una de las familias igual a
aquellas que asistieron mis padres en Long Island. El Aposento
Alto
resultó ser el elemento esencial que mantuvo unida a esta
comunidad de personas heridas.
En El Aposento Alto, esta comunidad de Buenos Aires halló
meditaciones diarias escritas por cristianos como ellos en todo
el mundo con las que se identificaban. Cada número de la guía
devocional incluye «Sugerencias para el estudio en grupo». Al
utilizar las meditaciones de los días miércoles, estos pequeños
grupos de estudio se valieron de las preguntas motivadoras en
sus reuniones. Sumaron cantos, oraciones y un momento fraternal
donde compartir un refrigerio. Pronto, el primer grupo
creció tanto que ya no podían reunirse en ese hogar y, en lugar
de buscar un espacio más grande, abrieron un segundo grupo
en otra casa de familia. Dentro de un año habían formado cinco
grupos en hogares, siempre utilizando El Aposento Alto. Luego
sintieron la necesidad de juntar los cinco grupos para sen-

tirse «uno» y participar de la Cena del Señor y bautizar nuevos
miembros. Fue entonces que decidieron reunir los grupos en
un servicio de adoración los sábados por la noche en las instalaciones
de una iglesia que les abrió las puertas. Hoy, diez años
más tarde, la iglesia «Cristo Rey» cuenta con su lugar de adoración
propio y una comunidad muy unida de todas las edades.
Todavía utilizan El Aposento Alto en los grupos pequeños de
estudio. El Aposento Alto les hace compartir un mismo sentir.
Se han abierto nuevas comunidades de fe en Honduras que
comparten muchas de las características de la de Buenos Aires.
Las familias albergan grupos en sus hogares donde oran, estudian
la Biblia, cantan y comparten algún refresco. Estos grupos,
ubicados en Río Lindo, también formaron una nueva comunidad
de fe utilizando El Aposento Alto. Las preguntas de estudio
que aparecen en cada número les ayudan a guiar la reflexión.
Los participantes desarrollan lazos profundos entre ellos compartiendo
historias de su propio camino de fe, sus interrogantes,
sus desafíos y su anhelo por descubrir una senda que les conduzca
a una vida con sentido para ellos.
Les alentamos a utilizar las «Sugerencias para el estudio en
grupo» que aparecen en la parte de atrás de El Aposento Alto
para crear grupos de formación espiritual, que a su tiempo puedan
constituir el fundamento de una nueva comunidad de fe.

Preguntas para la reflexión:
1. ¿Cómo fue que su familia comenzó a participar de la vida de
una comunidad de fe? ¿Quién les ayudó a transitar por el camino
de fe?
2. ¿Cómo podría establecerse un grupo de formación espiritual
en su área utilizando El Aposento Alto y las «Sugerencias para
el estudio en grupo»? ¿Qué podría hacer usted
para liderar un grupo pequeño semejante?
3. ¿A quién invitaría usted a participar en un
grupo como éste, en un hogar de familia, que
utiliza El Aposento Alto?

— Doug Ruffle
Director de enlace comunitario
y nuevos recursos para plantar iglesias


0 Comentarios
Iniciar sesión to leave a comment

Acerca de la guía de meditaciones

La misión de la revista El Aposento Alto es proveer una forma práctica de escuchar la Escritura, de conectarse con los creyentes alrededor del mundo y de pasar un tiempo con Dios cada día.

Más detalles Imagen en acuarela por: Guy MOLL