Ochenta años de encuentros diarios con Dios

3 de septiembre, 2018 por Blanca Longhurst (Tennessee)

Cuando reflexiono sobre los 80 años de El Aposento Alto,
pienso en todas las personas que a través de los años han leído
este librito, y han estado en oración a diario junto con otras
personas alrededor del mundo. Desde su comienzo en 1938, El
Aposento Alto
fue una de las primeras ediciones que se tradujo
del inglés (The Upper Room). La guía de meditaciones diarias
alcanza a la mayoría de los países de habla hispana.
En este mes de septiembre, cumplo 30 años de ministerio
en la agencia en la cual se ubica la sede de El Aposento Alto. Mi
primera tarea fue trabajar con el editor de la revista. Aprendí
el proceso a seguir desde el momento en que se recibe una
meditación, hasta llegar a su punto final de publicación y distribución.
Hoy tengo el privilegio de laborar en este ministerio
junto a quienes nos ayudan a dar a conocer y distribuir El
Aposento Alto
en la región del Caribe, parte de América Latina
y por supuesto en los Estados Unidos. Vea las fotos de nuestros
distribuidores en las últimas páginas de este número.
Las meditaciones que leemos diariamente son escritas por
personas de diferentes generaciones, trasfondos cristianos,
culturas e idiomas. A pesar de esto, los testimonios nos unen
porque suelen parecerse a nuestras propias experiencias. Una
de nuestras metas es lograr una mayor colaboración de nuestro
pueblo hispano hablante para escribir una meditación. Si
desea enviar su meditación puede utilizar este enlace: http://
submissions.upperroom.org/es/meditations/new
El Aposento Alto, donde el mundo se une
a orar
— ¡qué lindo lema! Para mí, viene a
la mente la imagen de estar tomados de la
mano con cada uno de nuestros hermanos y
hermanas alrededor del mundo, unidos en
oración con nuestro amado Dios.

— Blanca Longhurst
Directora, Relaciones Internacionales
América Latina Norte y el Caribe


1 Comentario
Iniciar sesión to leave a comment
Ur sidebarheader devotional

Acerca de la guía de meditaciones

La misión de la revista El Aposento Alto es proveer una forma práctica de escuchar la Escritura, de conectarse con los creyentes alrededor del mundo y de pasar un tiempo con Dios cada día.

Más detalles Imagen en acuarela por: Guy MOLL