El Aposento Alto está con usted en este período de ansiedad. Haga click aquí

Septiembre-Octubre 2017 - El rescate de Moisés

1 de septiembre, 2017 por Mona Bagasao-Cave

El artista Amram Ebgi es conocido por sus creaciones ricas y simbólicas basadas en su tradición judía. El arte de la portada de este número constituye un maravilloso ejemplo de ellas.

La riqueza que rodea el Nilo está en todo su esplendor: una vegetación frondosa a la orilla del río, el cielo atestado de aves que proveerán alimento a la población, también a los esclavos hebreos. En esta abundancia flota un bebé, hijo de una mujer hebrea, que será recibido y bienvenido por la hija del faraón. La Biblia nos relata que lo reconoció como su propio hijo, y lo llamó Moisés, que significa «lo saqué de las aguas» y creció en el palacio del faraón. Irónicamente, era hijo de una de las tantas personas esclavizadas por aquél en cuya casa fue educado. Años después se plantará frente al faraón y exigirá que los israelitas, sus ancestros, sean liberados.

¿Quién se cree este hombre?, debe haberse preguntado el faraón. Ebgi responde a esta pregunta al ubicar una lámina dorada en el centro de su trabajo. El dios principal de los egipcios era Ra, a menudo representado por un disco. Grabado en el disco de Ebgi se puede ver el nombre hebreo de Moisés. ¿Acaso Moisés era el dios Ra? No, era un servidor del Dios verdadero, el que dijo: «te pongo por Dios ante el faraón» (Éxodo 7:1, NVI). ¿Qué mejor manera de mostrar la soberanía del Dios de Moisés que grabar su nombre en el disco de Ra? A través de esta imagen sutil e interesante, Amram Ebgi, descendiente del mismísimo pueblo que Moisés estaba por sacar de Egipto, proclama con gracia la autoridad y la soberanía de nuestro Dios.

___________

Arte de la portada cortesía de Ebgi. © 1985 AMRAM Ebgi. Copias del arte de tapa disponibles en anat@anatebgi.com


0 Comentarios
Iniciar sesión to leave a comment

Acerca de la guía de meditaciones

La misión de la revista El Aposento Alto es proveer una forma práctica de escuchar la Escritura, de conectarse con los creyentes alrededor del mundo y de pasar un tiempo con Dios cada día.

Más detalles Imagen en acuarela por: Guy MOLL