El Aposento Alto está aquí para usted en estos tiempos de ansiedad. Haga clic aquí

¿Busca la meditación del día? Haga clic aquí para leerla.

Acerca de la guía de meditaciones

La misión de la revista El Aposento Alto es proveer una forma práctica de escuchar la Escritura, de conectarse con los creyentes alrededor del mundo y de pasar un tiempo con Dios cada día.

Más detalles Imagen en acuarela por: Guy MOLL

Envíe una meditación

El Aposento Alto es escrito por personas como usted. ¡Comparta su testimonio con nosotros! Conozca más sobre cómo escribir para El Aposento Alto o haga click en Envíe para someter su meditación ahora.

Envíe una meditación

Meditaciones anteriores

8 de mayo, 2020

Elegido

Iba aparesurado al parque cerca de mi casa, emocionado por la oportunidad de probar para el equipo de las Pequeñas Ligas. Después de entrenar por un tiempo, nos reunimos para escuchar...

Más detalles

7 de mayo, 2020

Búsqueda de la reina

Una abeja reina que anida en su colmena no es fácil de ver a simple vista. Para encontrar objetos ocultos en una página de acertijos soy buena, pero como soy una...

Más detalles

6 de mayo, 2020

el Desafío

Nuestro pastor desafió a la congregación a movernos de nuestra zona de comodidad y diezmar fielmente el 10 por ciento, compartir el evangelio con otras personas y ayudar a nuestra comunidad...

Más detalles

5 de mayo, 2020

Paz y consuelo

Una noche, mientras preparaba la cena para la familia, una cacerola llena de leche hirviente se derramó sobre mi pierna derecha desde la rodilla hasta el pie. Grité y corrí para...

Más detalles

4 de mayo, 2020

acciones Pequeñas

Cuando salí del restaurante con mi caja de sobras de comida, vi a una persona en mi camino. Me acerqué y le pregunté: «¿Quiere algo de comer?». Él respondió: «¡Sí!». Al...

Más detalles

3 de mayo, 2020

Descansando en una roca

Una o dos veces al año, el tío de mi esposo manejaba de su casa en Indiana (EE.UU.) a un desierto del noroeste. Decía que necesitaba alejarse de todo y pasar...

Más detalles

2 de mayo, 2020

Nunca es demasiado tarde

Como parte de mi responsabilidad pastoral en un hospital local, me llamaron al lecho de una anciana. La encontré angustiada, clamando a Jesús y luego a mí. Le habían diagnosticado una...

Más detalles

1 de mayo, 2020

Más de lo que pedimos

El cáncer de próstata de mi esposo se había propagado a todos los huesos de su cuerpo. Lo primero que pensé fue: Earle está muriendo y nada jamás quedará igual. Por...

Más detalles

30 de abril, 2020

Envejecer con gracia

Hace poco cumplí 73 años. El año pasado comencé a sentir que mi vida cambiaba. Mi cuerpo envejecía, disminuían la fuerza, energía y resistencia. Ya no podía conducir por la noche....

Más detalles

29 de abril, 2020

Abre mis ojos

Al pasar Jesús, los dos ciegos sentados a la vera del camino clamaron a él. Cuando el Señor les preguntó: «¿Qué quieren que les haga?» (RVC), ellos respondieron: «Señor, ¡que se...

Más detalles