Ana y Samuel

1 de mayo, 2019 por Kathryn Kimball

Interpretación del arte: Kathryn A. Kimball,
Curadora, Capilla de El Aposento Alto/Museo de Arte Cristiano

Cody F. Miller (EE.UU., contemporáneo)

Ana sale a dar un paseo con su hijo. Un
sol amarillo los rodea y nubes geométricas manchan el cielo. El
comienzo de la historia de Ana no fue tan luminoso como este
momento. Por años Ana vivió inmersa en una tristeza por no
poder tener hijos. En ocasión de la peregrinación a Silo, Ana oró
con fervor por un hijo. Prometió que si Dios se lo concedía lo
entregaría para el servicio en la casa del Señor. El nacimiento de
Samuel fue la respuesta.
A la distancia se puede ver una ciudad, tal vez el lugar donde
Ana prometió entregar su hijo. Samuel es pequeño, pero pronto
llegará el tiempo de cumplir su promesa. Por ahora, Ana sostiene
a Samuel contra su pecho. Algo llama la atención del niño.
¿Será que escucha el llamado de Dios y su futuro hogar y servicio?
La expresión de Ana parece a la vez triste y ansiosa. ¿Acaso
escucha la misma voz, que le recuerda la promesa efectuada?
El uso que hace el artista de recortes de revistas marca una
diferencia en los vestidos de Ana y Samuel y a la vez da lugar
a un lazo en común entre ese estilo de vestir en capas. Cody F.
Miller escribió: «Con estos materiales muestro las capas de la
gracia de Dios en aquellas personas que se animan a confiar en
Él… » (www.codyfmiller.com/artists-statement/).
La historia de Ana y Samuel constituye un recordatorio magnífico
de que Dios oye nuestra oración y es siempre fiel. Como
lo sugiere el artista, se trata de una historia de esperanza y de
todo lo que Dios puede hacer a través de nosotros si permanecemos
atentos a su llamado.

Arte de portada cortesía de Cody F. Miller. © 2007 Cody F. Miller. Copias
del arte de portada están disponibles en www.codyfmiller.com


0 Comentarios
Iniciar sesión to leave a comment
Ur sidebarheader devotional

Acerca de la guía de meditaciones

La misión de la revista El Aposento Alto es proveer una forma práctica de escuchar la Escritura, de conectarse con los creyentes alrededor del mundo y de pasar un tiempo con Dios cada día.

Más detalles Imagen en acuarela por: Guy MOLL