El Aposento Alto está con usted en este período de ansiedad. Haga click aquí

Una espera gozosa

1 de noviembre, 2017 por Mary Lou Redding (Tennessee)

«Los pastores, por su parte, regresaron dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían visto y oído. . . ».

— Lucas 2:20 (RVR)

Este número de El Aposento Alto señala mi etapa favorita del año. Amo la música y las películas sobre la Navidad, y amo el profundo significado teológico de esta estación: Dios irrumpe en la historia de la humanidad para cambiar nuestras vidas. El Adviento nos invita a esperar que Dios actúe.

En mi caso, una de las escenas más notables que recuerdo de una espera gozosa tiene que ver con un perro amigo mío un Golden Retriever enorme y alegre, llamado Luther. Una mañana, mientras Luther y su dueño caminaban cerca de mi casa, sucedió algo sorprendente: cayó una ardilla desde un árbol justo frente al perro. El dueño de Luther se las arregló para salvar el torpe animalito justo a tiempo. A partir de ese día, cada vez que el perro se acercaba a ese lugar, se agitaba, los ojos fijos en el árbol desde donde había caído la ardilla a la espera de otro regalo inesperado.

El Adviento nos invita a una experiencia similar, de espera atenta, buscando que Dios aparezca en lugares y maneras inesperadas. A veces esa forma en que el don de Dios entra en nuestras vidas nos sorprende y detiene nuestro andar en el camino. Otras veces llega más tranquilo y sutil. Dios viene de innumerables maneras. ¿Qué ocurriría si, al igual que los pastores que muestra la imagen de esta portada, estuviésemos atentos al momento en que Dios se muestra? Los autores de las meditaciones son testigos de la verdad sorprendente que Dios viene a nosotros una y otra vez. A medida que lean las meditaciones de este número, que puedan ustedes ver cómo Dios obra en nuestra vida en este tiempo de Navidad.


0 Comentarios
Iniciar sesión to leave a comment

Acerca de la guía de meditaciones

La misión de la revista El Aposento Alto es proveer una forma práctica de escuchar la Escritura, de conectarse con los creyentes alrededor del mundo y de pasar un tiempo con Dios cada día.

Más detalles Imagen en acuarela por: Guy MOLL