Adán y Eva

1 de septiembre, 2018 por Kathryn Kimball


Artista: Jago (Inglaterra, contemporáneo)

El artista utilizó una técnica digital
para elaborar la portada de este número.
En ella, Jago, ilustrador de libros para niños, refleja la historia
de Adán y Eva. En este momento del relato, Dios ha creado los
cielos y la tierra, las plantas y los animales y a alguien para que
los cuide y se encargue de ellos. Es entonces que el Señor le da
una orden a Adán: «... pero no debes comer del árbol del conocimiento
del bien y del mal...» (Génesis 2:17, RVC).
El árbol del conocimiento del bien y del mal traza la línea
que divide el primer plano sombrío del fondo brillante. En
el primer plano, la serpiente colorida no está en posición de
ataque. En cambio está al acecho entre la grama para ver los
resultados de lo que ha puesto en marcha. Por encima de la serpiente,
las figuras de Adán y de Eva se recuestan contra el árbol.
Sus rostros muestran tristeza y abatimiento. Separados, cada
uno de un lado del árbol, sus cuerpos ya cubiertos indican que
han probado el fruto del árbol prohibido.
Más allá de las sombras, un sol radiante domina el espacio.
En la imagen, la grama, la tierra y el cielo ocupan mucho más
espacio que las sombras. La luz del sol que llega desde el horizonte
aleja la atención del espectador de las figuras de Adán y
Eva hacia el árbol. A través de las ramas llegan los colores ricos
del cielo y del sol, pintando las hojas con tintes amarillos y dorados
que se imponen ante la oscuridad del primer plano.
Tal vez el artista se propone recordarnos que no hay ninguna
situación que pueda ser demasiado grave o estar muy alejada
para Dios. Más allá de las circunstancias, Dios nos alcanza con
esperanza, redención y amor.

Arte de la portada cortesía de Jago.©2012 Jago. Copias del arte de la
portada están disponibles en http://www.jagoillustration.com


0 Comentarios
Iniciar sesión to leave a comment
Ur sidebarheader devotional

Acerca de la guía de meditaciones

La misión de la revista El Aposento Alto es proveer una forma práctica de escuchar la Escritura, de conectarse con los creyentes alrededor del mundo y de pasar un tiempo con Dios cada día.

Más detalles Imagen en acuarela por: Guy MOLL